POSICION INSTITUCIONAL DE LA CAMARA DE INDUSTRIALES DEL ZULIA ANTE EL INCREMENTO SALARIAL ANUNCIADO POR EL PRESIDENTE NICOLAS MADURO

Polar reanuda producción de cerveza y malta
28 junio, 2017
POSICIÓN DE LA CAMARA DE INDUSTRIALES DEL ZULIA FRENTE AL PARO CÍVICO
19 julio, 2017

POSICION INSTITUCIONAL DE LA CAMARA DE INDUSTRIALES DEL ZULIA ANTE EL INCREMENTO SALARIAL ANUNCIADO POR EL PRESIDENTE NICOLAS MADURO

POSICION INSTITUCIONAL DE LA CAMARA DE INDUSTRIALES  DEL ZULIA ANTE EL INCREMENTO SALARIAL ANUNCIADO POR EL PRESIDENTE NICOLAS MADURO

 

Para la Cámara de Industriales del Zulia, CIZ, los recientes aumentos decretados por el ejecutivo nacional es una treta distraccionista para mover la atención del pueblo hacia otros temas que no sea la crisis constitucional, y una respuesta desajustada, estéril e improductiva en lo económico, porque desata aún más el efecto inflacionario erosionando aún más el bolsillo del venezolano.

 

Para Gino De Benedettis, presidente de la CIZ, el reciente aumento decretado este domingo por el presidente Nicolás Maduro si no se acompaña con un paquete de medidas que frenen la inflación, estimulen la producción y en consenso con los sectores privados que participan en la economía nacional, poco o nulo será su impacto porque las consecuencias inmediatas posteriores a este incremento se las tragará el espiral inflacionario generando subidas de precios de productos y servicios principales en la dieta y en la calidad de vida de todos los venezolanos, en especial, de aquellos que conforman los grandes contingentes de la población de menos recursos.

 

La medida del gobierno llevará el salario mínimo de los trabajadores a partir del 1º de julio, a 97.531 bolívares y el beneficio del cesta ticket de alimentación a 153.000 bolívares, para sumar un ingreso mínimo integral en 250.532 bolívares. Este es el tercer aumento del año, explicó el jefe de Estado en cadena nacional de radio y televisión.

 

De Benedettis aclara que la medida es una absurda estrategia política que desencadenará en más problemas para el pueblo cuando intente adquirir los productos de la Canasta Básica Familiar que para mayo 2017 se ubicó en 1.426.363 Bs., es decir, casi seis nuevos salarios mínimos. “No debemos olvidarnos – apuntó De Benedettis –  que todo este escenario se desarrollará en un país convulsionado en lo social y lo político, por sus cuatro costados, con un mercado signado por el desabastecimiento y una severa escasez, y que enfrentará en lo que resta del año, según las proyecciones del Banco Mundial, una inflación que superará las cuatro cifras”.

 

El representante del sector industrial zuliano expresó que la máxima preocupación del gremio es la manera irresponsable e improvisada con la cual el gobierno desarrolla su política salarial y de beneficios sociales, cuyos desatinos provocan serias distorsiones en la economía afectando a miles de empresas que seguirán cerrando por los excesivos costos operacionales y la pesada carga de los compromisos laborales, generando de esta forma más desempleo, hambre y miseria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: