Los riesgos de la relación económica con China

Conozca las condiciones de etiquetado, según nuevo “Precio de Venta Justo”
27 noviembre, 2014
Zulianos durmieron en hamacas para comprar electrodomésticos
27 noviembre, 2014

Los riesgos de la relación económica con China

china-venezuela-g-625x479

 

 

 

Expertos analizaron las ventajas y desventajas de hacer negocios con el gigante asiático desde Venezuela y Latinoamérica.

 

 

Sin duda alguna, China se ha convertido en socio privilegiado de Venezuela y otros países latinoamericanos. Sin embargo, esta relación no está exenta de puntos en contra o desventajas que vale la pena analizar.

 

 

A través de un foro organizado por el Instituto de Estudios Parlamentarios Fermín Toro, una serie de especialistas abordó esta situación. Entre ellos el embajador Oscar Hernández Bernalette, explicó las relaciones existentes de América Latina con China, destacando de esta última, el paso de una economía lenta y estática a una dinámica, donde hay una extraordinaria demanda de materia prima pero al mismo tiempo los productos son de baja calidad, existe una competencia desleal, los sectores que requieren mano de obra se ven constantemente amenazados y prevalece una agresividad comercial hacia el tercer mundo.

 

 

“Analistas coinciden en decir que China se convertirá en la primera economía del planeta, para nosotros se ha convertido en el segundo socio comercial y en una relación de dependencia con cantidades absurdas de endeudamiento. Hoy en día China es el primer motor de la economía mundial, tiene insaciable demanda y obliga a la región a especializarse en los sectores primarios de la producción. China ha hecho en los últimos años préstamos especialmente a Venezuela, Brasil y Argentina llegando en el 2013 a 260 mil millones sólo para nuestro país”, indica Hernández.

 

 

Entre sus cálculos, agrega que “hay una propuesta de inversión de 250 mil millones para el 2015, es necesario desarrollar vínculos que efectivamente contribuyan al desarrollo de nuestro país y a la protección del ambiente. Debemos diversificar el comercio regional, crear alianzas comerciales, aumentar las inversiones mutuas y atender los problemas del contrabando, tráfico de armas, corrupción, tráfico de personas de China y los bajos salarios. Tenemos que hacer buen uso de los préstamos de China y evaluar la transparencia con que se manejan esos recursos”, sentenció Hernández.

 

 

También estuvo presente en el evento el economista Asdrúbal Oliveros, quien hizo un balance de las relaciones comerciales de Venezuela con China destacando que para cubrir el endeudamiento se deben recortar las importaciones, posponer las inversiones y reconstruir el sistema de precios relativos flexibilizando los controles existentes.

 

 

“Se pronostica que alrededor del 2025 China desplace a Estados Unidos, debido a que tiene importantes niveles de inversión con una tasa controlada y un gasto público expandido por encima de los 25 puntos del PIB. China ha mantenido un déficit bastante manejable, y en 4 años se han firmado 430 acuerdos que se traducen en más de 200 proyectos destinados a tecnología, agricultura y economía venezolana”, destacó.

 

 

“En mi opinión lo que fue trasladado a las reservas es parte de los fondos que se habían acordado. Es decir, China nos entrega el préstamo y nosotros pagamos con petróleo de acuerdo al precio establecido en el mercado y en la medida que Venezuela va pagando se renuevan los préstamos”, agrega Oliveros.

 

 

“Sin embargo, China ha mostrado gran resistencia en continuar los préstamos a nuestro país debido al endeudamiento que tenemos actualmente, y el problema no es que no se tenga para pagar si no que se gastan los recursos de Venezuela de manera errónea. Nuestra deuda actual es de 23 mil millones de dólares aun habiéndose elevado los niveles de producción de crudo venezolano, por lo que Venezuela ha enviado a China menos barriles de petróleo de lo acordado previamente. Así que podemos solucionar este endeudamiento recortando importaciones, posponiendo inversiones, y reconstruyendo el sistema de precios relativos flexibilizando los controles”, concluyó.

 

 

 

Fuente: Banca y Negocios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: