Cinco aspectos que debe considerar antes de pedir un aumento

Bicentenario absorberá a bancos del Pueblo y de la Mujer
24 noviembre, 2014
Contadores cuestionan eliminación de ajuste por inflación a la banca
24 noviembre, 2014

Cinco aspectos que debe considerar antes de pedir un aumento

bolivares-540x2941

 

 

Existen una serie de preguntas que usted debe necesariamente hacerse para identificar si está listo para entrar a discutir un salario que usted considera que si o si se merece. Estas son las más vitales.

 

 

1. ¿Es este el momento ideal?

 

 

El tiempo es clave y quizás el mejor momento para pedir un aumento es cuando restan tres o cuatro meses para que se cumpla el término de su contrato y llegue el momento de evaluar sus características. También puede suceder cuándo a usted le piden que participe de tareas adicionales que en principio no hacen parte de su descripción. Trate de acercarse a su jefe cuando la empresa esté en números positivos y no existan recortes de personal recientes o un cliente importante haya decidido abandonar la compañía.

 

 

2. ¿Cuánto valgo yo?

 

Haga la investigación para determinar cuánto están ganando en otras empresas personas de características y profesiones similares a la suya. Esta información le sirve para estar preparado cuando llegue el momento de hablar de cifras. Si usted ya se gana las cifras promedio pero considera que realizó tareas y cumplió objetivos que le añaden valor a su posición dentro de la empresa, asegúrese de expresárselo a su jefe. No es recomendable amenazar con irse pero si puede expresar su inconformismo salarial todo a la vez de dejar claro sus oportunidades de seguir creciendo dentro de la compañía.

 

 

3. ¿Qué voy a decir o hacer si no me pueden dar más dinero?

 

 

Si su jefe le deja claro que en el momento es imposible aumentarle el salario tenga preparada una negociación que le permita gozar de algunos beneficios. Por ejemplo intente pedir un aumento de vacaciones, indague en la posibilidad de trabajar algunos días desde la casa y otros beneficios que de momento lo dejen contento. Asimismo no tiene nada de malo el preguntar el por qué no le pueden dar ese aumento y saber qué necesitan de usted para que en el futuro cercano sí se lo den.

 

 

4. Si no me dan el aumento, ¿vale la pena amenazar con irse?

 

 

Usted tiene que ser educado y diplomático. Si no le dieron lo que pedía no vale la pena ponerse bravo y amenazar con irse, así sea lo que usted esté pensando. Lo mejor es no cortar ninguna puerta o conexión. Usted no sabe si a futuro necesite cambiarse de área o requiera de una carta de recomendación por parte de su empleador.

 

 

5. ¿Tengo que contarle a otras personas?

 

Lo más probable es que no. Pedir un aumento es algo privado y no debe ser compartido con sus compañeros de trabajo. Esto tiende a crear más cosas malas que buenas, como resentimientos. También tenga cuidado cuando le comente el tema a sus amigos porque los chismes y celos solo traen cosas malas. Si acaso, coméntelo por fuera de la oficina con su familia ya que seguramente sus finanzas tienen que ver con las personas que componen su núcleo familiar y el futuro inmediato de ellos.

 

 

Por último asegúrese de tener todos sus números positivos y por qué no, una lista de todos sus objetivos cumplidos desde que está en la empresa y plantee esa necesidad de que usted es una parte importante y necesaria dentro de la estructura que tiene la compañía. Estos hechos, sumados a una buena forma de conversación y una determinación a conseguir lo que quiere, pueden ser precisamente la combinación ideal para obtener ese número que tanto desea.

 

 

 

Fuente: El Mundo Economia y Negocios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: