Tasas de cambio múltiples distorsionan aún más a las economías

Retos para el nuevo ministro para el Trabajo
21 enero, 2014
“Superintendencia de Costos toma en cuenta estándares internacionales para fijar ganancias”
21 enero, 2014

Tasas de cambio múltiples distorsionan aún más a las economías

 

 

 

Todo parece indicar que la economía venezolana volverá este año a manejarse con varios precios del dólar . Luego de haber tenido una experiencia similar en el año 2010 con el tipo de cambio dual, en 2014 se prevé la existencia de por lo menos tres tasas. 

 

 

Analistas consultados sostienen que los tipos de cambio múltiples distorsionarán aún más la economía, al tiempo que no forman parte de las soluciones para enfrentar los desequilibrios.

 

 

Actualmente, Venezuela cuenta con la tasa oficial de 6,30 bolívares por dólar de Cadivi , además del tipo de cambio que resulta de las subastas del Sicad y que en la última jornada se cotizó en 11,36 bolívares por dólar . 

 

 

Por ser este un esquema de compra y venta de divisas a través de un mecanismo de subasta, el precio del dólar será variable, pero con tendencia al alza. De acuerdo con algunos cálculos, podría llegar a alcanzar 14 bolívares al cierre del año. 

 

 

La existencia de un mercado paralelo de divisas ha sido para las autoridades monetarias y financieras un “hueso duro de roer”. Los analistas señalan que mientras exista control de cambio habrá mercado paralelo, pero el Gobierno insiste en incrementar las regulaciones.

 

 

Una estructura compleja

 

 

Para ODH Consultores con la reforma de la Ley de Ilícitos Cambiarios, el fortalecimiento del Sicad y el mantenimiento por todo el año del tipo de cambio de Bs. 6,30 por dólar, el Gobierno pareciera apuntar a mantener un sistema con tres tasas, incluyendo el mercado paralelo. 

 

 

Con la existencia de estos dos mecanismos de entrega de divisas se contaría por ahora con un tipo de cambio dual. 

 

 

Resalta la firma  en un informe que si bien el tipo de cambio del Sicad podría pasar a ser el de mayor importancia para la venta de divisas oficiales, tener un sistema de tipos de cambio múltiples resulta complejo de administrar y es fuente de distorsiones en la formación de precios de la economía. “Además, agudizará los incentivos que motivan la corrupción ante las oportunidades de arbitraje y continuará deteriorando la competitividad de la industria no petrolera venezolana”.

 

 

Señala que una posible devaluación promedio del tipo de cambio corrige en algún grado la distorsión en los precios relativos y contribuye con el balance fiscal. Sin embargo -acota el Grupo ODH- la persistencia de mecanismos burocráticos para la asignación de divisas augura la persistencia de cuellos de botella, retrasos, asignaciones ineficaces y otros problemas que han incidido en el desempeño de la economía y los altos índices de escasez.

 

 

Además de la tasa Cadivi y la del Sicad, es innegable que también el precio del dólar paralelo es referencia para un importante sector de la economía.

 

 

Siempre unifican la tasa

 

 

El economista Maxim Ross coincide en que “la solución de tipos de cambio múltiples es peor, mientras se tenga un mayor número de tasas”. 

 

 

Señaló que la experiencia en el mundo e incluso en Venezuela indica que después de experimentar con tipos de cambio duales, al final las autoridades tienen que unificar el tipo de cambio.

 

 

“Las monedas tienen que tener un solo valor, no pueden tener varios. Los tipos de cambio múltiples empeoran la situación económica en vez de mejorarla, ya que distorsionan la conformación de los precios”, explicó.   

 

 

Ross considera que la insistencia del Gobierno de volver a un tipo de cambio dual, como existe hoy en día con Cadivi y el Sicad, es que su política cambiaria está basada “en el principio de la necesidad. Es decir, el manejo cambiario en lugar de hacerse desde el punto de vista de oferta y demanda de dólares, se hace a través de un principio de necesidad. Lo que es más prioritario tendrá un dólar más barato y el resto de los sectores un precio más caro”, señaló.

 

 

“Este esquema hace años que el mundo lo abandonó y avanza tanto hacia la unificación cambiaria como a la unificación de aranceles. Por esta razón, de reforzarse esa política de varios tipos de cambio, Venezuela irá en dirección contraria con respecto al resto de los países”.

 

 

Nuevos sectores

 

 

Los anuncios sobre el fortalecimiento del Sicad, la eliminación de Cadivi y el traspaso de algunas de sus funciones por parte del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), así como el mantenimiento del tipo de cambio de 6,30 bolívares por dólar en 2014, siguen generando dudas.

 

 

Muchos se preguntan cómo será el proceso de migración de ciertos sectores de bienes y servicios que son atendidos por Cadivi hacia el Sicad y cuáles serán las condiciones que determinarán ese traslado de un esquema a otro.

 

 

 

Fuente: El Mundo Economia y Negocios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: